La belleza verdadera está adentro, y no necesita maquillaje. “Biutiful” es eso… un Malbec esencial y puro, sin maquillaje que distraiga.

No pasa por madera, y es fermentado en piletas viejas de cemento sin agregar levaduras y ni corregir acidez.

Su esencia está representada por la mariposa dentro del capullo, y su belleza sólo la puede apreciar aquel que sepa mirar adentro.