La bodega fue inaugurada en el año 2006 como un proyecto de Casa de Piedra.

El modelo de esta Bodega es inusual, ya que Hugo reunió a un grupo de veinte inversionistas a participar como socios dispuestos a financiar la construcción de la misma y a distribuir el vino que en ella se produce.