Finca Villaseñor nace cuando el actual equipo Conde de Villaseñor decide comercializar sus vinos, procedentes de un viñedo situado en la Rioja Alavesa.

De las cuatro variedades de uva aceptadas por el Consejo Regulador, la que ha destacado por sus características es la uva Tempranillo, con la cual se elabora Conde de Villaseñor (100% Tempranillo) ya que expresa claramente la potencia de los vinos tintos españoles.