Este vino nace de un antiguo viñedo en Agrelo, con buena tipicidad, tanto en aspecto como en aromas. Con un carácter de fruta madura (cerezas), y suaves dejos tostados, bien integrados. Un tinto de paso delicado y también fresco, que está pasando por un gran momento. Beber entre 2019 y 2021.