Este hermoso proyecto da inicio en el año 2007. La acertada sugerencia de un familiar cercano de tomar el curso de enología en La Escuelita de Oficios fundada por el reconocido enólogo Hugo D’Acosta tuvo, sin duda, una gran trascendencia del proyecto. Durante este curso, tuvieron la fortuna de conocer excelentes maestros que supieron transmitirles los consejos para poder realizar un caldo digno de embotellarse.