Cheval Blanc es uno de los más grandes Châteaux de Burdeos, aunque con un carácter diferente a los de toda esta región, por varias razones. Su viñedo se sitúa en Saint Emilion, pero en el límite de Pomerol, lo cual le coloca entre dos estilos bien diferenciados. Además, utiliza un alto porcentaje de Cabernet Franc –a partes iguales con Merlot–, por lo que resulta delicioso recién embotellado y al mismo tiempo tiene una extensa vida en la botella. Situado en la meseta de Pomerol, el viñedo de Cheval Blanc es un auténtico mosaico, que ha ido sumando parcelas desde 1871 hasta completar 41 hectáreas. Los suelos, de gravas y arenisca sobre un subsuelo arcilloso, son únicos y benefician la expresión de la variedad que distingue el estilo de esta casa, la Cabernet Franc.