La casa Jaboulet fue fundada por Antoine Jaboulet (1807-1864), Los vinos de esta zona representan el amor entre una región y los hombres, el placer del trabajo bien hecho. La familia tiene más de 100 hectáreas en las apelaciones las más famosas de la Vallée du Rhone. Con eso, la casa se conoce como una de las 10 mejores de la región. La ilustre casa Paul Jaboulet Ainé, especialmente famosa por sus Hermitage “La Chapelle” y “Chevalier de Sterimberg”, había localizado estas bodegas hacía tiempo. Este verdadero tesoro se adquirió en 1992 para producir grandes vinos en condiciones de temperaturas naturales ideales, casi constantes tanto en invierno como en verano.