En 1926, la familia Jolivet, el padre Louis, su hijo Lucien, entró en el mundo del vino. Esta fecha marca el establecimiento de la compañía de comerciantes de vino Jolivet end Son.

Hasta entonces, Louis y Lucien se sucedieron como maestros de bodega del Château de Tracy, que se encuentra en la localidad de Pouilly Fumé en el Valle del Loira, Francia. Louis y Lucien solían seleccionar las uvas, comprar a granel y embotellar y vender los vinos en el área de Sancerre.

En 1982, Jacques, el hijo de Lucien, fundó su propia empresa de distribución de bebidas: Les Grands Vins du Val de Loire. Como un apasionado maestro del vino, alienta a su hijo mayor, Pascal, de 22 años, a trabajar como agente de ventas de la casa Maison Pommery Champagne. Hoy en día, Pascal sigue representando a la Maison Pommery.

En ese mismo año, Jacques le pide a Pascal que dirija Les Grands Vins du Val de Loire. En 1986, Gérard Boyer, un amigo cercano de Pascal y uno de sus primeros clientes como el chef de tres estrellas del restaurante les Crayères en Reims en Champagne, insta a Pascal a establecer su propia marca de vino bajo su propio nombre.