Simboliza la batalla del hombre contra uno mismo, el enemigo original, la batalla que definió a cada uno de los dueños de esta bodega. Es un vino de gran estructura y concentración; un corte que inspira y recuerda los buenos momentos del pasado y trae los aspectos históricos y artesanales del cultivo de las cepas y su vinificación.