Pozo de Luna nace de la pasión y de la amistad.

Los empresarios potosinos Manuel Muñiz Werge y José Cerrillo Chowell, grandes aficionados al vino y grandes amigos de toda la vida, concibieron hace una década la realización de un sueño compartido: producir vino en San Luis Potosí.

El primer apretón de manos se acompañó de un compromiso irrevocable: elaborar el vino de mayor calidad que esta tierra pudiera ofrecer.