Un proyecto del valle de Guadalupe que nace de una colaboración para la democratización del vino.

Un vino para reconquistar las cavas de México a través de un proceso exaltando, frutalidad y jovialidad de nuestro viñedo.

Un vino sin pretensión, buscando recordar que atrás de cada etiqueta hay sonrisas elaborándolo.