Se dice que, en caso de indecisión o titubeo, busques respuestas en el hombre con la barba más larga, pues lo bueno toma tiempo y lo extraordinario más. Dos veces más.