Miembros de la nobleza española, la familia Vilarnau se estableció en este lugar especial que es el Penedés en el siglo XII.

Vilarnau es una contracción del latín, Vila Arnau, en otras palabras, la “casa de campo o Domus” de la familia Arnau.

Anteriormente se encontraba dentro de la finca del Castillo de Subirats (Castillo de Subirats) donde ya se cultivaban vides en el siglo XII.

Albert de Vilarnau, cuyo nombre se le ha dado a lo que actualmente es el cava más exclusivo de la marca, fue el personaje singular que fue responsable de aumentar el poder de la familia en el siglo XIV.

También fue mecenas de la iglesia de Santa María de Vilarnau.